Consulta en materia educativa a los pueblos originarios, indígenas y afromexicanos del Estado de México

Justificación

Las determinaciones que el Estado adopte y que impacten en los derechos de las personas pertenecientes a pueblos indígenas en el Estado de México, deben ajustarse a los parámetros constitucionales y convencionales, y hacerse bajo una perspectiva pluricultural y pluriétnica, para lo cual es necesario que se escuchen las opiniones, ideas y propuestas de pueblos y comunidades indígenas y sus integrantes que en su caso sean incorporadas a la propuesta de anteproyecto para impulsar la iniciativa con proyecto de decreto por el que se crea la Ley de Educación del Estado de México. En términos de lo dispuesto y resuelto por la Suprema Corte de Justicia de la Nación en la acción de inconstitucionalidad 121/2019 y sus acumuladas, las legislaturas locales tienen el deber de prever una fase adicional en el proceso legislativo para consultar a los pueblos y comunidades indígenas, y afromexicanos, cuando se trate de medidas legislativas susceptibles de afectarles directamente, que establece sobre la consulta previa, culturalmente adecuada, libre, informada y de buena fe a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanos en la entidad federativa, dentro del proceso de reforma legislativa.

Fases de la consulta

  1. Fase preconsultiva que permita la identificación de la medida objeto de consulta, la identificación de los pueblos y comunidades indígenas, y personas afromexicanas a ser consultados, la determinación de la forma de llevar a cabo el proceso, la forma de intervención y la formalización de acuerdos lo cual se deberá definir de común acuerdo entre autoridades gubernamentales y representantes de las comunidades indígenas y afromexicanos.
  2. Fase informativa de entrega de información y difusión del proceso de consulta, con la finalidad de contar con información completa, previa y significativa sobre las medidas legislativas; por ejemplo, la entrega por parte de las autoridades de un análisis y evaluación apropiada de las repercusiones de las medidas legislativas.
  3. Fase de deliberación interna, en la que los pueblos y comunidades indígenas y personas afromexicanas, a través del diálogo y acuerdos, evalúan internamente la medida que les afectaría directamente.
  4. Fase de diálogo entre los representantes del Estado y representantes de los pueblos indígenas y afromexicanos con la finalidad de generar acuerdos.
  5. Fase de decisión, comunicación de resultados y entrega de dictamen.

Características que deben regir durante la consulta

a) La consulta debe ser previa. Es decir, debe realizarse antes de adoptar y aplicar las medidas legislativas que les afecten, por lo que las comunidades afectadas deben ser involucradas lo antes posible en el proceso. Debe realizarse durante las primeras etapas del plan o proyecto de desarrollo o inversión o de la concesión extractiva y no únicamente cuando surja la necesidad de obtener la aprobación de la comunidad.

b) Libre. Busca asegurar condiciones de seguridad y transparencia durante la realización de los procesos de consulta. Ello implica llevarse a cabo sin coerción, intimidación ni manipulación.

c) Informada. Los procesos de otorgamiento exigen la provisión plena de información precisa sobre la naturaleza y consecuencias del proyecto a las comunidades consultadas, previo y durante la consulta. Debe buscarse que tengan conocimiento de los posibles riesgos, incluidos los riesgos ambientales y de salubridad, a fin de que acepten el plan de desarrollo o inversión propuesto, de forma voluntaria.

d) Culturalmente adecuada. El deber estatal de consultar a los pueblos y comunidades indígenas y afromexicanas debe cumplirse de acuerdo con sus costumbres y tradiciones, a través de procedimientos culturalmente adecuados y teniendo en cuenta sus métodos tradicionales para la toma de decisiones. Lo anterior, exige que la representación de los pueblos sea definida de conformidad con sus propias tradiciones.

e) De buena fe. Con la finalidad de llegar a un acuerdo. Se debe garantizar, a través de procedimientos claros de consulta, que se obtenga su consentimiento previo, libre e informado para la consecución de dichos proyectos. La obligación del Estado es asegurar que todo proyecto en área indígena o afromexicana o que afecte su hábitat o cultura, sea tramitado y decidido con participación y en consulta con los pueblos interesados con vistas a obtener su consentimiento y eventual participación en los beneficios.

Convocatorias

Consulta Mazahua
Consulta Otomí
Consulta Matlatzinca
Consulta Tlahuica
Consulta Nahua
Consulta Español

Avisos de privacidad

Aviso de privacidad de la Comisión de Educación